viernes, 2 de mayo de 2008

Hay veces



Hay veces que pienso tanto, tanto, que el cerebro se me vuelve líquido, y se me escapa por las orejas. Ese líquido viscoso baja, poco a poco, por mi cuello y va a parar a mis pechos.

Es entonces cuando salgo desnuda a la terraza, y dejo que las gaviotas me picoteen.

Cuando ya están saciadas, las espanto con un grito, mezcla de dolor, odio, repulsa y placer. Se van volando y yo me quedo satisfecha. Con mi cuerpo dolorido, pero viva.


Más viva que nunca


Es el momento de llamarte, en susurros. Y tú, siempre tú, vienes en mi ayuda. Tu lengua, tus besos y tus caricias, curan mis heridas.

Temo que un día tenga que ahuyentar a las gaviotas a susurros y llamarte a gritos. ¿Serán ellas, entonces, las que me curen.?


Pero hasta entonces, hasta que eso ocurra, seguiré disfrutando del momento.

15 comentarios:

Lula May dijo...

Tremenda la imagen, Sol solito.
Me ha encantado,
Lula.

Sol solito dijo...

Gracias Lula, pero hace daño. O tal vez sea masoquismo puro? No se. Tampoco me interesa indagar demasiado. Besos

Joan Pinardell dijo...

Disfruta ahora que puedes... por si las moscas... ja...
tremendo el post...
besos

amor dijo...

qué delicia, te espero en mi nuevo blog


un beso

Wycherly dijo...

lo llamas a gritos para que aun asi venga a lamer tus heridas nada de gaviotas que por hay vienen los buitres!!! ojo
un abrazo.

Miquel dijo...

Ualaaaa!!! Me ha encantado eso del cerebro y las gaviotas carroñeras!!! Qué imagen más sugerente.
Salut!!!

Sol solito dijo...

Joan: No dejaré de hacerlo. Gracias.

Amor: Nos vemos. Gracias a tí también.

wycherly: Intentaré que así sea.Besos

Mique: ¿No me digas que te ha puesto? Besos

DuLcE tEnTaCiÓn dijo...

Suena doloroso,y muy masoquista; sin embargo es bonito tener a alguien que viene a curarte el corazon y el cerebro cuando lo necesitas.
Muchos besos y gracias por visitar mi blog

Sol solito dijo...

Es como tu, una dulce tentacion.

Luca dijo...

Y cuando sales a la terraza, solo te picotean las gaviotas? habria que ver eso, jeje.
Un beso.

Sol solito dijo...

Luca: solo las gaviotas. Ellas ya lo saben. Besos

guillermo elt dijo...

Soliiii... que te dejes de gaviotas... bueno, gracias a ellas has creado algo bonito y profundo.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay veces que uno desearía dejar de pensar para hacerse algo más sólido...

Sol solito dijo...

Gracias Guillermo. Eres un solete

Sol solito dijo...

Pedro, tienes toda la razón. Besos